Poesía

A Lorca

05/06/2019

 

A un grande entre los grandes,
Le dedico mis palabras,
Palabras solas, pero no vacías,
Aunque poco meditadas.

 

Fuiste luz en la noche sombría,
Recónditos lugares alumbrabas,
Fue tan pura la voz que de ti surgía,
Que iluminaste incluso cuando no estabas…
Enfrentaste el embrujo de una velada mentira,
Atacaste con tus versos a las hordas engañadas,
Demostraste tu coraje, probaste tu gallardía,
A pesar de lo que dijesen de ti si no estabas…

 

Es mi voz la que ahora suspira,
Puede que suene entrecortada,
Pero vivo una realidad sibilina,
Que esconde, engaña, confabula y trama,
Se hacen favores a escondidas,
Y se pisotean las tumbas abandonadas.
Pretenden que con tu cuerpo esté tu vida,
Y que con tus restos descansen tus palabras,
Quieren los insurrectos, dictar la ley con la espada,
Y nombran jefes y “caballeros” a la muerte y la estocada.

 

Hoy, sin ir más lejos, aclaman los tribunales a quien envió la bala,
Y dejan huérfanos al resto, tantos muertos en la nada…
Hoy parece más correcto celebrar tu aniversario en las portadas,
Están presentes tus textos, y el esfuerzo del mal valió de nada,
Nada se supo de tu cuerpo, pero seguías vivo, aunque no estabas,
Nada se supo del cartero, nada de la noticia entregada,
Pero tu perduras en el recuerdo, y son tus letras vida regalada…

 

 

@Crisergal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *