Reflexiones

Quiero un ERTE

Antes que nada, hay que decir que no suelo hacer cosas como esta, pero el confinamiento, durante el que solo somos buenos para trabajar, hace mella en cualquiera…

Que los ERTES serán la salvación para muchísimos trabajadores y PYMES durante esta dura etapa es una realidad tan grande que no se puede discutir. Pero hay empresarios, entre los más ricos del mundo, que se acogen a estas medidas cuando podrían aguantar a la perfección sin sangrar el bolsillo común de todos nosotros (que es, al fin y al cabo, de lo que se trata). Por desgracia, cualquier tipo de crisis representa una oportunidad para unos pocos…

Bueno, a lo que iba: esto no es más que por puro divertimento. Con el único propósito de hacer brotar la carcajada de los muchos que me veis a través de las RRSS o de este mismo blog. 

Si sumamos la crítica al aislamiento y las ganas irrefrenables de reír, salen cosas como esta:

 

Espero que os saque una sonrisa. Reír es necesario durante cualquier etapa de la vida, más si cabe durante situaciones tan duras como la que atravesamos.

El humor debería ser de lo último en abandonarnos, igual que la esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *